viernes, 6 de noviembre de 2009

Tratado HADOPI Mundial de las industrias ANTICulturales

Execrables lacras organizacionales como son CAPIF, SADAIC, SCD, SGAE, PROMUSICAE, MPAA, RIAA, EGEDA, Argentores, Cámara Argentina del Libro, BSA y otras bostas, aún no están lo sufientemente contentos después de haber sacado una ley de medios totalmente a las apuradas, aumentado los costos de adquisición de tecnología digital, pretender identificarnos fehacientemente -como si algo así fuese posible de hacer con Internet- porque hay quienes usan los foros web para hacer spam de delitos contra la "protección de los menores y consumo o tráfico de estupefacientes" -no vaya a ser que todos seamos pedófilos, drogadictos, o narcotraficantes y nos vayamos a portar mal si no nos vigilan y por estar vigilados no vayamos a portar mejor, del Impresentable Guillermo Raúl Jenefes (página 3 del PDF), pretender cojernos con el Canon Digital, siendo que otro impresentable bochorno nacional, Daniel Filmus, tiene antecedentes de ser un Infame Traidor a la Patria, como para dejarse de rompernos las pelotas a los usuarios de Internet -que NO es lo mismo que la web, que eso les quede claro de entrada-, que ahora están preparando unos acuerdos internacionales que nos intentan colar de la mano de tránsfugas como Daniel Filmus, Guillermo Raúl Jenefes en una clara asociación ilícita en perjuicio de la Patria, ahora también pretenden encajarnos otro mamarracho más como es la mierda de la Ley HADOPI que las Industrias ANTICulturales lograron hacer sancionar en Francia y que pena con hasta 1 año de desconexión de Internet -por vía administrativa, nada de jueces herejes que se atrevan a desafiar el poder hegemónico de los Dueños de la Cultura-.

Afortunadamente, el Tribunal Constitucional de Francia tiene (-o al menos tenía-), mayoría de miembros que todavía usan eso llamado sustancia gris y que nos distingue de otros seres, o sea que son seres pensantes, algo que debe haber tomado por sorpresa a estos mercenarios que consideran que los demás sólo tenemos sustancia blanca en nuestras cabezas.

Para quien no se haya enterado de los anteriores movimientos de estas retrógradas organizaciones ultraconservadoras que deberían empezar a adaptarse a la actualidad o pensar lisa y llanamente en desaparecer, aquí está la primera noticia que se conoció de este retrogrado lobby en Argentina.

Quien no sepa lo que significaría la internacionlaización de normas aberrantes como la HADOPI, sólo tiene que leer un poco. Quien sepa francés podrá leer el texto completo del mamarracho que se pretende internacionalizar o su correspondiente sumario si está muy apurado.