domingo, 7 de septiembre de 2008

Cuentas que no cierran

Haciendo un poco de cuentas, rápidamente se torna notoria la sobrefacturación en la que se incurrió con el Programa de Mejoramiento del Sistema Educativo (PROMSE) ya que según se sabe se compraron

100.000 computadoras Hewllett-Packard de escritorio con

USD 600.000.000

menos algunos millones para los routers wifi que, a precio de mercado, difícilmente pudieran costar más de USD 40.00.000

menos algunos millones para impresoras (al menos una impresora por escuela), que difícilmente superaran por mucha diferencia el precio de los routers

o sea que cada equipo tendría un costo aproximado superior a los USD 5.500.

A eso hay que sumarle, los fondos del "convenio entre el Ministerio y la empresa", refiriéndose claramente a la "Alianza por la Educación", cuyo texto establece que sólamente se publicarán datos acerca de ese contrato (pagado con dinero de todos) cuando el Ministerio de Educación de la ¿República? Argentina y Microsoft tengan ganas de autorizarlo, siendo confidenciales de forma predeterminada y CUYO MONTO ES DESCONOCIDO POR LA SOCIEDAD ARGENTINA.

Por si quedaban dudas, enlazo el documento oficial del Banco Interamericano de Desarrollo en el cual se dan las llamativas (y exageradas) cifras del PROMSE.